La nueva constitución de la CdMx cambia a las Delegaciones por Alcaldías. Sin embargo, siguen sin ser municipios y sus facultades se limitan en el tema de movilidad, a prácticamente las que tenía antes con el Estatuto de Gobierno del DF. Esas facultades limitadas tienen sentido porque la concentración de atribuciones en el gobierno de la ciudad hace la gestión pública más eficiente en muchos temas de movilidad, en especial el transporte público y la operación y mantenimiento de la red vial primaria. Estas son cinco ideas que deberían seguir los nuevos alcaldes para promover exitosamente la movilidad sustentable:

 

1. Mejorar y ampliar banquetas con criterios de accesibilidad universal, seguridad vial y altos estándares de calidad. Elevar progresivamente la calidad de las esquinas e intersecciones aumentando los niveles de seguridad y servicio peatonal a través de reducción de arroyo, de radios de giro vehicular, implementación de orejas, pasos a nivel, bolardos de protección, árboles y jardines infiltrantes.

acue_intersecciones

Indicadores:

  • % de cuadras en vías secundarias con un nivel de servicio peatonal óptimo.
  • % de las intersecciones de vías secundarias con niveles de servicio y seguridad óptimos.

2. Garantizar que todos los proyectos de repavimentación y rebalizamiento sean cicloinclusivos en términos del Manual de Calles, aumentando cada año la red de carriles exclusivos (ciclovías o ciclocarriles) en la Alcaldía. Se buscará que todas las cuadras tengan biciestacionamientos para el adecuado funcionamiento de bicicletas particulares y compartidas.

img_0084

Indicadores:

  • % de los habitantes que viven a menos de 400 metros de una ciclovía
  • % de cuadras en vías secundarias con niveles óptimos de cicloinclusión
  • % de las esquinas con un bicicestacionamiento a menos de 50 metros

3. Implementar zonas de tránsito, velocidad y estacionamiento controlados en las colonias, a través de programas de control de acceso, cobro por estacionamiento, horarios de circulación, restricción de vehículos grandes y/o contaminantes y tolerancia cero en la aplicación del Reglamento de Tránsito, priorizando siempre a los residentes de la zona.

Indicadores:

  • % de cuadras en vías secundarias dentro de una Zona 30
  • % de cuadras en vías secundarias con control de estacionamiento en vía pública
  • % de cuadras en vías secundarias con restricciones de acceso por horarios y por emisiones

4. Intervenir con altos estándares de accesibilidad y seguridad vial los entornos inmediatos de escuelas, mercados, hospitales/clínicas, estaciones/paradas de transporte público, parques/plazas y centros sociales/religiosos de reunión. El entorno inmediato incluirá las áreas de acceso, banquetas e intersecciones más cercanas.

Indicador:

  • % de escuelas, mercados, hospitales/clínicas, estaciones/paradas de transporte público, parques/plazas y centros sociales/religiosos de reunión, con entornos con un nivel óptimo de servicio y seguridad peatonal.

5. Aplicar con cero tolerancia la normatividad sobre uso del espacio público para mobiliario fijo y semifijo, enseres de restaurantes, construcción de banquetas por parte de desarrollos privados, ruido de establecimientos mercantiles, y en general cualquier actividad privada que afecte la movilidad y la calidad del espacio público y que reduzca la calidad de vida de los vecinos y usuarios de la calle.

Indicadores:

  • % de desarrollos privados que cumplen con normas de diseño y accesibilidad en banquetas
  • % de denuncias ciudadanas sobre ruido, enseres en vía pública y mobiliario resueltas adecuadamente